dimarts, 22 d’abril de 2014

ENCUENTRO ESTATAL DE ESTUDIANTES




El Front Estudiantil Unitari nació en Septiembre con el objetivo de reunir la aspiración de organización y lucha de amplios sectores del estudiantado que buscaban un referente organizativo en un movimiento estudiantil caracterizado hasta ahora por estar situado en coordenadas basadas en el individualismo y el espontaneísmo.

La sensación de descontento con el estado de las cosas entonces era tan generalizada, que a la reunión fundacional del FEU asistieron gente de enseñanzas medias y universidades de puntos muy diferentes de Catalunya. El FEU nació, pues, no como una asociación encajada en un centro de estudios concreto sino de alcance nacional.

Pero la implicación en la práctica y la lucha diaria revelan muy fácilmente las limitaciones de este marco organizativo. Si bien hay ataques que son infligidos de manera directa a los institutos o a la facultad y reciben una respuesta inmediata por los núcleos establecidos en estos espacios, también hay agresiones que salen de la Generalitat i requieren acciones a nivel nacional. De aquí la convocatoria de manifestaciones y huelgas nacionales en los últimos meses, como las que reivindicaron una mayor financiación a los centros educativos indicando que al Generalitat, por ejemplo, debe centenares de miles de euros a las universidades públicas.

Pero en la I Asamblea General del FEU se constató, con el debate colectivo y a raíz de la implicación práctica de las y los miembros de la asociación, que la raíz de la mayor parte de los problemas que sufren los y las estudiantes tiene un alcance estatal. Así, por ejemplo, el problema de financiación que el FEU denunciaba recientemente con una campaña en Catalunya tiene también un encaje y de hecho una dimensión estatal, ya que en los presupuestos que se aprueban año tras año en las Cortes de Madrid merman la cantidad de dineros públicos que va a la educación pública. La presión de las grandes empresas no sólo se traduce en que la Generalitat atrase pagos a las universidades o dé menos recursos a los institutos, sino también en la aprobación de leyes como la LOMCE o las que conforman la Estrategia Universidad 2015, que abren las puertas a la reducción drástica de asignaciones presupuestarias a los centros educativos y, en contraposición, al aumento de la financiación privada.

Nos encontramos, pues, con que más allá de la lucha en el centro de estudios y a nivel nacional, es necesaria también una lucha de alcance estatal. Hace falta que cada ataque que se aprueba en las máximas instituciones del Estado, sea contestada con la misma energía con que se impulsa la protesta contra las decisiones en Barcelona o en el centro de estudios y no menos.
 
Consideramos, pues, que la simple coordinación entre asociaciones no es válida permanentemente, sino sólo de de manera breve y coyuntural para la conformación última de un sindicato estudiantil estatal. Nos hace falta una herramienta que unifique la lucha del estudiantado en todo el Estado y le otorgue la capacidad de responder de manera rápida, decidida y contundente cada agresión de las grandes empresas contra sus derechos.

Con estos pensamientos en mente, el FEU ha estado manteniendo contactos con diversas asociaciones del Estado con una fuerte relevancia y dinámica de lucha cada una en su zona y el resultado de las conversaciones mantenidas es la convocatoria de un encuentro estatal de estudiantes que se celebrará los días 16 y 17 de Mayo en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) organizada por nosotros. El encuentro contará con la presencia de sindicatos de lugares tan dispares como el País Valenciano o Madrid y el objetivo es comenzar a unificar criterios estratégicos sobre el movimiento estudiantil y marcar una hoja de ruta para la rápida construcción de un sindicato de estudiantes a nivel estatal.